TEMPLO DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN

Tomado de: http://www.cundinamarca.gov.co/agonzalezd/Municipios/Sabana%20Centro/Tabio/images/Tabio%2020041117%20(2).jpg

TERMALES DE TABIO

Tomado de:

http://tabio-cundinamarca.gov.co/apc-aa-files/61336637353163623131313235633334/IMG_2443.jpg

 

Toda la historia narrada por sus habitantes, esto es Tabio, en el centro de Colombia.

El 8 de noviembre de 2009, tomamos la decisión de ir al pueblo de Tabio con mi compañero de trabajo; ese día lo único que teníamos que hacer era encontrarnos en el terminal de transportes para tomar un bus que nos llevara al municipio verde de Colombia.

Cuando se tomó la decisión pensé que era una de las cosas más fáciles que había hecho en mi vida, pues estar detrás de una persona todo el día para que te de una entrevista es mucho más difícil que ir a recorrer un pueblo y escribir esta crónica, pero al parecer no iba a ser así.

Primero tomé un bus que me llevara al terminal de transportes, éste iba un poco vacío, lo cual era un placer para el conductor, pues él simplemente aprovechaba para poner su música favorita a todo volumen, por supuesto, rancheras, luego se montó una señora a cantar, muy bien por cierto, pero no contento continua por la misma línea y canta de nuevo una ranchera, finalmente llegué y continúe el recorrido.

Me encuentré con mi compañero Iván, y fuimos a preguntar a la flota la Alianza, ya que ésta era la recomendada, pero a desgracia de nosotros, siendo las 12:30 p.m. nos dicen que no hay buses directos a Tabio, entonces nos tocó tomar uno que fuera a Cajicá y de ahí tomar otro a Tabio.

Al parecer nuestra expedición hasta ahora comenzaba, no solo nos tocó aguantar dos horas y media en un bus de Bogota-Tabio, gracias al conductor y a la ciclovía, sino que todavía nos falta media hora más.

Al llegar a Cajicá un poco desorientados después de ese largo recorrido, nos tocó esperar uno que dijera en el letrero Tabio, y ahí estaba. Contentos porque pensando que ya solo faltaba muy poco en llegar, nos montamos y nos recibe una gran aroma, una mezcla entre bebé, sudor y perfume barato, éste estaba totalmente lleno, entonces nos tocó en todo el camino el roce constante con el vecino, el llanto del bebé y la aroma que poco a poco nos iba enfermando.

Finalmente ahí estábamos, cansados, con hambre, tres horas lejos de nuestra casa, pero en Tabio y solo el hecho de estar ahí ya era un alivio, el pisar sus calles empedradas, ver sus casas vestidas de alegres colores y la calidad humana que se respira, eso es solo el comienzo de la belleza de este pueblo.

Luego de ese largo y desagradable recorrido, llegamos con mucha hambre, hambre de un buen almuerzo y hambre de historias para llenar tres hojas y lograr tener una excelente crónica.

Pero entre los dos no se sabía quién estaba más perdido, ninguno de los dos conocía el pueblo ni tampoco sus historias, fue ahí cuando tomamos la decisión de calmar nuestras dos hambres y entramos a una tienda ubicada al lado del parque central del pueblo. Allí nos recibió una señora que con su sonrisa y paciencia nos brindó toda su ayuda, era Graciela Gómez, después de una larga charla y llenar nuestro estomago con un paquete, seguimos sus instrucciones y fuimos en busca de historias.

El primer recorrido fue la Casa de la Cultura, allí otra señora, igual de amable, nos explicó lo que pudo, porque desafortunadamente la Casa de la Cultura estaba cerrada por ser domingo.

Pero creo que más conocimiento tenía ella, amaba su pueblo, conocía mucho sobre éste y lo más importante, se relacionaba con sus ancianos, éstos le contaban historias que habían transcurrido en los años que ya les pesaban, pero a pesar de eso no dejaban de salir ni un solo día al parque central, allí se reúnen sin falta, hablan de sus familias y lo más posible es un domingo no encontrarlos, ya que todos salen de paseo, como decía Graciela, “al menos van a almorzar”.

Pero Tabio no es un pueblo cualquiera, está lleno de encantos y variedades para todas las personas, por eso les voy a contar sobre las bellezas que lo rodean.

El templo inmaculada concepción de Tabio

Este se encuentra ubicado sobre el costado sur oriental del parque principal, se construyo el 22 de marzo de 1887, su estilo es totalmente barroco, tiene dos etapas y ya tiene 56 años de vida, digo de vida porque para sus habitantes esta iglesia hace parte de su familia, ya que esto se logró gracias a los valiosos aportes de los pobladores de Tabio.

Esta iglesia es una de las cosas más representativas de Tabio, porque se encuentra en el centro del pueblo y reúne a las familias, amigos y visitantes en un solo lugar.

La peña de Juaica, visitado por seres humanos y seres de otros planetas

Muy poco se habla de esto ya que para unos es una simple leyenda y para otros es verdad. Alrededor de esta montaña se crean varias historias. Es conocida como “la puerta de los dioses”, sobresale de los cerros occidentales como su más grande símbolo natural.

“Este es uno de los sitios predilectos para los ufólogos (las personas que estudian todo lo relacionado con los ovnis), ya que estos dicen que este es uno de los lugares favoritos en el mundo para la visitas de seres de otros planetas, porque estos se sienten muy atraídos por la belleza que rodea a este pueblo”, afirman pobladores de la región.

Es muy poco lo que se conoce detrás de esta historia, pero muchas personas que viven en el pueblo dicen que los ven, que constantemente vienen a visitarlos y que han visto como se bajan de sus platillos voladores, y hasta que conversan con ellos, estas creencias son un poco anormales pero personas que conocen del tema afirman que es verdad.

Pero como para todo siempre hay una contraparte, al entrevistar al Carmenza Aguirre, ella afirma, hasta con tono de rabia, “eso es mentira; son habladurías de la gente”, es lo que opina ella frente al tema de los ovnis y los fantasmas en su pueblo. Pero sea verdad o mentira, respetando la opinión de Carmenza, como dicen por ahí, brujas de que las hay las hay.

Termales el Zipa, un placer muy natural

Como premio de su belleza, Tabio posee aguas termales con efectos medicinales. Rodeados por bellos paisajes, el lugar brinda sensación de tranquilidad y descanso.

Hay piscinas de barro y piscinas de agua. El agua proviene de una fisura de un volcán inactivo y tiene propiedades medicinales altamente estudiadas. El agua sale a 90ºc (ebullición a esta altura) y en su composición lleva disueltas varias sales que van extrayendo de la tierra y por eso el olor es un poco azufrado, se enfría por conductos y llega a las piscinas con 40ºc aproximadamente.

Pero lo más importante de las aguas termales son los 12 minerales que contiene, gracias a su riqueza, las posiciona en el segundo lugar después de las Vicky en Francia. Por esta razón, afirman que cura varias enfermedades como, diabetes, ciática neuralgias, artritis, várices, ulcera varicosas, reumatismo, afecciones de huesos, vías respiratorias, eczemas y enfermedades de la piel.

Mas allá de lo dispendioso que puede ser llegar en bus y de lo agradable y divertido que puede ser llegar en carro, lo más hermoso que se encuentra en Tabio es la calidad de su gente, la delicia de sus postres, que por cierto el más típico y viejo es “Cuchipanda”, más allá de todo eso, lo único que uno no puede hacer es viajar, recorrer todo el mundo y no conocer su propio país, podemos empezar a valorar lo bello que tenemos y podemos empezar con un divertido, agradable y placentero recorrido por Tabio.

Tomado de: http://www.youtube.com/watch?v=FUU0ZAPHdmQ